Lipólisis Vs. Liposucción: ¿Cuál método elegirías tú?

Para bajar de peso hay muchas dietas, medicamentos, terapias e intervenciones quirúrgicas que ofrecen estupendos resultados, pero no todas ellas garantizan una pérdida de peso bajo condiciones naturales en base a estrategias o métodos no invasivos que pueden llegar a afectar a futuro la salud de las personas.

En este artículo escogimos para enfrentar a dos métodos muy populares para la pérdida de peso: La Lipólisis (láser e inducida por proteínas) y La Liposucción. De acuerdo a lo que aquí se explique y se exponga usted estará en la capacidad de tomar una decisión objetiva sobre que método le conviene más para bajar de peso rápidamente.

La Liposucción

La Liposucción es considerada como uno de los procedimientos estéticos de carácter quirúrgico más populares en todo el mundo, especialmente en países como EE.UU en donde el índice de obesidad es bastante alto. La liposucción elimina la grasa a través de pequeñas incisiones en la piel por medio del uso de cánulas atraumáticas con punta roma que se encargan de succionar toda la grasa. Realmente es un procedimiento muy simple y ambulatorio, los resultados son buenos y las complicaciones por la intervención son relativamente raras.  

Claramente está visto que la liposucción es un método invasivo que a menudo deja a los pacientes con hematomas e hinchazón, los cuales pueden durar varias semanas o meses después del procedimiento. La recuperación va de acuerdo a lo que cada persona se demore sanando las heridas que deja la intervención teniendo en cuenta el tamaño de las cánulas utilizadas, ya que estos implementos se configuran en diversas dimensiones que se acomodan a las necesidades especificas de cada paciente.

Lipólisis Láser

La Lipólisis Láser se fundamenta en un efecto térmico. El sistema láser puede vaporizar, fundir tejidos y coagular los vasos sanguíneos, además estimula la formación de colágeno en la región intervenida, mejora la elasticidad de la piel y promueve la contracción de la piel en las áreas tratadas. Esta es una alternativa menos invasiva que el procedimiento tradicional de la liposucción, pero completamente diferente en cuestiones técnicas a lo que es el Método Lipp.

Dentro del procedimiento de lipólisis láser se hace una pequeña punción en la piel para introducir una aguja como las de una jeringa, por lo tanto, terminada la intervención no se requieren suturas ni queda ningún tipo de marca en la piel, no hay necesidad de recuperación ni ningún malestar posterior, el dolor y el sangrado durante el procedimiento son mínimos y, en muchos casos, se realiza la intervención con anestesia local para garantizar el bienestar y tranquilidad de los pacientes.

Con estos tres métodos de perder peso rápidamente sin duda alguna se pueden obtener extraordinarios resultados, ya sólo se debe pensar en tomar una decisión clara basada en conceptos claves como ¿qué tanto dolor puede producir el tratamiento?, ¿cuál se acomoda mejor al presupuesto? o ¿qué método es más confiable para tener los mejores resultados en el largo plazo? …

Comentarios

Entradas populares