La salud oral es determinante en la salud general del cuerpo

Hoy en día muchos profesionales en campos de odontología y medicina consideran que no se debe hacer el tratamiento de diferentes condiciones de la cavidad oral como una entidad independiente del cuerpo.

Es claro que la boca tiene un efecto profundo en la salud general de una persona. Debido a que está íntimamente conectada con todos los sistemas del cuerpo, por lo tanto, requiere mucha atención y los tratamientos dentales indicados para que se encuentre en óptimas condiciones de salud.

Si no se tiene un juego completo de dientes (32 dientes permanentes o 28 si faltan las muelas del juicio), la masticación y la digestión se ven comprometidos. Una mala digestión es la base de muchas enfermedades crónicas, la cual comienza con la masticación inadecuada, especialmente si la persona tiene menos de la cantidad de dientes o la producción de saliva no es óptima, para esto requiere de tratamientos dentales, ya sea de implantes o de prótesis que solucionen su problema de masticación.

Por otro lado, los nervios presentes en los dientes estimulan el cerebro para producir neurotransmisores, las señales químicas que los nervios utilizan para comunicarse unos con otros. La falta de comunicación nerviosa conduce a muchos otros problemas de salud incluyendo varias enfermedades neurodegenerativas, que de no tratarse a tiempo con tratamientos obligatorios de salud oral y medicina natural, con seguridad habrá nefastas consecuencias en cuanto al funcionamiento neurológico y motriz.

Las restauraciones en los tratamientos dentales se componen de diferentes materiales. Algunos de estos materiales son saludables  y biológicamente compatibles, otros pueden presentar algunos problemas de salud en general y afectar el funcionamiento del sistema inmunológico. Si se utilizan las restauraciones tóxicas (rellenos de amalgama con mercurio o coronas con níquel) la salud se verá comprometida.

Investigaciones han demostrado que existe una conexión clara entre las infecciones en la boca y otros problemas de salud, incluyendo enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y diabetes. Estas infecciones orales incluyen la enfermedad periodontal o de encías y las infecciones en los conductos radiculares. Las infecciones no sólo afectan a los dientes y las encías, también puede extenderse al resto del cuerpo por el torrente sanguíneo. Otras fuentes de infección son las amígdalas y las infecciones en el hueso de la mandíbula donde se extrajeron los dientes con tratamientos dentales inadecuados.

Así mismo, la alineación de los dientes juega un papel importante en la salud general del cuerpo. La forma en que los dientes se juntan en la mordida u oclusión, es fundamental. Gran parte del sistema nervioso está involucrado en mantener la mitad inferior de la cara y las mandíbulas en equilibrio. Si todos los dientes, no se ponen en contacto al mismo tiempo o si el contacto del diente sale de la alineación del cráneo, esa desalineación afectará negativamente la salud general de una persona. La desalineación de los dientes, la mandíbula o el cráneo también puede ser la génesis de problemas de dolores varios que necesitarán de adecuados tratamientos dentales para volver a su línea.

Comentarios

Entradas populares